top of page

Encaro Factory logra la Gala del consenso

Tras meses de trabajo, la Gala, y especialmente la obertura, consiguen el aplauso unánime del público


Todos los trabajos del equipo de Encaro Factory están hechos con la misma pasión y dedicación que si estuviésemos criando a un hijo. Sin embargo, la Gala de la Elección de la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife es, sin duda, un reto que nuestro director, Enrique Camacho, afronta siempre con especial intensidad.

Fueron meses en los que prácticamente no se hablaba y no se hacía otra cosa que Carnaval. Así, desde octubre del 2022. Comprenderán que se pierda un poco la noción del tiempo cuando en la oficina se habla de esta fiesta.


La preproducción de un evento de estas características, que implica a grupos tan diversos de personas, no es fácil, pero siempre es ilusionante. Había que preparar la idea, proponer los temas musicales con su correspondiente selección previa, redactar las letras, plasmar un escenario, ajustar un presupuesto, contratar un personal, organizar las agendas de grabaciones, convocar castings, realizar los castings, agendar los ensayos, coordinar a los grupos, redactar guiones… Tantas cosas pasan antes del momento en que se da la acción, que sería inabarcable contarlo todo en un pequeño texto.


Empecemos pues por el momento en que acabó la Navidad y tocó el traslado a la sede del Recinto Ferial. Toda la oficina en peso, un sistema de logística para alimentar a la tropa durante las horas de cuasi confinamiento; la cafetera, que no podía faltar, y el microondas, tuvieron su sitio entre elementos de la escenografía, ordenadores, impresoras, papel, las cajas de agua.... Y, junto a nosotros, otro pequeño ejército de personas que se incorporó sólo para atender esos días más duros en los que tocaba zambullirnos en la producción o, lo que es lo mismo, dar forma material a los sueños que estaban plasmados en el papel.


¿Sabían que Encaro Factory, que tenía a su cargo la Dirección Artística del Carnaval 2023, diseñó y ejecutó un proyecto que aglutinó en tres semanas y media la celebración de la Gala Inaugural, Gala de la Reina Adulta, Festival de Mayores y Gala Infantil, así como los concursos de: Murgas Infantiles (tres fases), Murgas Adultas (fases y final), Rondallas, Festival Coreográfico, Agrupaciones Musicales, Concurso de Disfraces, Comparsas y el Concurso Ritmo y Armonía? Pero habíamos venido a hablar de la Gala del Carnaval porque en ella, en ese escaparate de todo lo que hay en la fiesta, se concentra la atención principal del público. Es el acto que te puede subir al cielo o bajar al infierno y, afortunadamente, este año, hubo consenso. La frase más escuchada fue “la mejor gala de los últimos tiempos”.


Había que preparar un espectáculo para unas cinco mil personas in situ y los cientos de miles que lo verían a través de sus televisores en todo el mundo. Tres mil personas a manejar detrás y encima del escenario, diez regidores, 4 coordinadores y un director, más los responsables de toda la técnica, el maquillaje, los asistentes de los artistas para conseguir el milagro. Un maremagnum de personas, sí, pero también de emociones que se desbordaron al finalizar un show propio de cualquier gran producción de Broadway, sustentado principalmente en artistas amateurs. Solo en la obertura, circularon entre cajas y entre el público1.300 personas. Una auténtica locura. La recompensa, el público enardecido, levantándose de los asientos para aplaudir y lanzar vítores, gritando vivas y bravo y compartiendo toda esa energía liberada en el momento de la traca final.


La historia con la que comenzó el espectáculo era sencilla: los espectadores y quienes esperan en el backstage son parte de un viaje a Nueva York, un avión a punto de despegar que va lanzando sus advertencias al público. Por fin, despegamos. Y, entonces, casi en la penumbra, llegamos a Nueva York. Suena el Let the river run de Carly Simon con una letra adaptada para la ocasión por Conchita y Luis Ramiro. con la producción musical de Pablo Cebrián, con una Nía esplendorosa centrando el foco, al fondo, el coro gospel interpretado por la Coral Universitaria de La Laguna, los personajes en los que hasta ahora no nos habíamos fijado empiezan a cobrar vida: el vendedor de perritos calientes, la ejecutiva en zapatillas deportivas, las chicas de Sexo en Nueva York, el paseador de perros, los Cazafantasmas, los taxis... "Sí, es Nueva York, donde se cumplen tantos sueños. Todo puede suceder", toda una declaración de intenciones, mientras amanece en la ciudad y la magia comienza. Estamos en Times Square, el corazón de la ciudad. Uno tras otros, se van desgranando los temas de la obertura. El Empire State Of Mind de Beyonce y Jay-Z da paso a los barrios como el Bronx y sus breakers, Jenny from the block acoge a los hip hoppers, y el barrio latino se lanza al escenario con el Carnaval del Barrio de Manuel-Lin Miranda, sobre el escenario cantado por varios de los talentos que tenemos en la tierra, David Afonso, Naomi Reverón y Sara Almeida arropados por una miriada de bailarines que levantan las banderas de los países cuyas nacionalidades copan las calles de Corona o Washington Heights. Los grupos coreográficos Crew of Dreams, Equipo Loli Pérez y Odali ensayaron durante semanas para conseguir el magnífico resultado que ofrecieron sobre el escenario. El espectáculo ha llegado a un punto tan álgido que la gente ha estallado con los aplausos y se nota la energía tan en alto que parece que ha sido la traca final. Pero, no, aún quedan cosas por desvelar. Como si fuera una montaña rusa, desde lo alto nos lanzamos en picado hacia Broadway, suena Chorus Line, los zapatos de los bailarines suenan en las escaleras de Times Square, los bailarines en los laterales recogen sus chisteras y el cuerpo de claqué se coloca en el provocador del escenario evolucionando con sus taps sobre la madera. Liza Minelli aparece en las pantallas y todo el mundo canta con ella New York, New York. Otro momento de exaltación y aplausos. Mientras el público aún siente el corazón en la boca mirando al escenario, la atención se desvía al mismo patio de butacas. Allí Míriam Reyes y Argel Campos se arrancan a cantar, animan a la gente a bailar y a aplaudir con ellos, la gente los sigue y ellos van corriendo hacia el escenario. Son el público del Carnaval que llega a Nueva York a ritmo del You can't stop de beat, de la BSO de Hairspray. "El calor está llegando de pronto, ya ves como se mueve mueve todo el entorno, De Brooklyn hasta Queens toda la gente está en pie, Lo ves? Porque no puedes parar... Mira cómo baila el carnaval, los neoyorquinos se contagian, Mira mira cómo van, bailando al son de los tambores, Sigue el ritmo toda la ciudad. THIS IS CARNAVAL". Avanza la música, el baile, Wycho, Sara, David y Naomi se han incorporado a la canción, los bailarines, las murgas Mamelucos y Diabólicas y los figurantes acompañan el frenético baile, hay confeti, entran las comparsas y, de repente, desde un lateral del recinto aparece una carroza con Nía y Jadel a la cabeza acompañando al a reina vigente. El frenesí del público se nota en la potente energía que recorre toda la atmósfera del espacio. "Quién nos va a frenar, sólo con verla entenderás, que los sueños se cumplen y ya se han hecho realidad", canta Nía y le sigue Jadel "Aquí está la reina, mírala, todo el mundo está a sus pies".


Y todos juntos continúan, mientras la reina saluda al público, y se mete en el escenario con el resto de participantes: "El color está inundándolo todo y las comparsas brillan con los rascacielos de fondo, Manhattan se llena de purpurina en la piel, (...) Hemos conquistado la ciudad, con nuestros trajes de alegría con nuestra emoción, cada rincón de Nueva York ya se ha rendido y se dejó llevar, cos you cants stop the...Mira cómo ríe el carnaval, la estatua de la libertad no para de bailar, se ha llenado de confeti toda la ciudad, sabrás…THIS IS CARNAVAL"

De nuevo, parece que la noche no puede dar nada más intenso, pero todavía falta la razón por la que estamos aquí. Elegir a la reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife de 2023. Así es que se inicia el concurso con las quince fantasías y una gala amena por la que desfilan también los grupos del carnaval con temas preparados en conjunto para la ocasión. Trufando lo obligatorio, los momentos emotivos que muestran a las mujeres del Carnaval, la interpretación del tema principal del reportaje Tras la Máscara en directo con todas ellas subidas al escenario arranca un nuevo aplauso desprendido del público. La aparición de Nía de nuevo, Adexe y Nau cantando sobre la mesa del jurado, Knarias con el mítico tema que interpretaron en su momento en el Madison Square Garden y Jadel cerrando con todos acompañándolo con Suave, el tema del Carnaval, pusieron otra guinda a un pastel al que era difícil decir que no. Pero, cuando ya la suerte estaba echada y las candidatas habían pasado su momento de nervios más intenso, apareció de nuevo la carra que un par de horas antes había transportado a la reina de 2022 con el gran Carlos Rivera. Y ahí la gente volvió a estallar. Se puso de pie, bailó, sacó fotografías y decidió que, sin duda, era el mejor espectáculo al que habían asistido en muchos años. Tras él, las comparsas del Carnaval protagonizaron una batalla de batucadas que mantuvo en pie a todo el patio de butacas.


El colofón, la proclamación de la reina, más luces, más confeti, más música y una emoción desbordada que quedará en la retina y en el corazón de los asistentes y de quienes hicimos posible tanta felicidad. Gracias por transmitirnos tanto, son el combustible que nos anima a seguir adelante.


Puedes ver el opening desde el puesto de realización aquí abajo.

O la Gala tal y como se vio por televisión en este enlace.



9 visualizaciones0 comentarios
bottom of page